Ir al contenido principal

Pechuga de pollo al vino

Pechuga de pollo al vino
Pechuga de pollo al vino
Ingredientes
2 pechugas de pollo
150 gr de champiñones
4 patatas
2 ajos
2 zanahorias
1 cebolla
2 dl de vino blanco
2 cucharadas de miel
Aceite de oliva
Sal
Pimienta


Pechuga de pollo al vino
Preparación
Pelamos las patatas, las zanahorias y la cebolla y cortamos a cuadraditos las patatas y en rodajas las zanahorias y la cebolla.
Cortamos los champiñones en láminas.
Pelamos y cortamos el ajo en láminas.
Cortamos la pechuga en trocitos pequeños y salpimentamos.
En una cazuela con un poco de aceite, doramos la pechuga y reservamos.
En el mismo aceite sofreímos la cebolla y cuando coja color añadimos los ajos, las zanahorias, los champiñones y las patatas.
Cocinamos 5 minutos y añadimos el vino y la miel.
Salpimentamos y añadimos la pechuga que habíamos reservado.
Dejamos cocer 25 minutos y servimos.

¿Sabíais que este plato es el favorito de Jesús Castro?

Comentarios

  1. Me apunto la receta que seguro está de rechupete!!!!

    ResponderEliminar
  2. Muy buena receta pero sin ajos.Besicos

    ResponderEliminar
  3. Muy buena combinación lo del vino y la miel, es como hacerlo con vino dulce, y eso al pollo le añade un sabor muy rico

    ResponderEliminar
  4. receta apuntada, pero que rico ha de estar este plato

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Torreznos de Soria

España es rica en su gastronomía, y prueba de ello es que tenemos grandes cocineros y estrellas Michelín que avalan el buen comer de este país. Unos de los placeres que aún podemos degustar es el  tradicional torrezno de Soria , crujientes y doradas tiras de panceta adobada con su magro y tocino. El torrezno es un alimento gourmet nutritivo y muy saludable que va de la mano con la historia gastronómica de Soria. Su materia prima es la panceta adobada y se convierte con el arte de la fritura en un rico manjar crujiente con dorada corteza y tierno magro entreverado, y debido a su alto valor gastronómico se ha convertido en un producto protegido con la Denominación de Marca de Garantía. El torrezno lo podemos conseguir de 2 formas: - Panceta fresca (en pieza o ya en tiras) - Producto precocinado. Para conseguir unos ricos torreznos, debemos de tener en cuenta unos pasos, y aunque no es una tarea fácil, con la practicas conseguiremos los auténticos torreznos de

Embarazatest

La alegría de saber que se está de buena esperanza es una sensación difícil de explicar. Para llegar a este estado cada mujer ha podido pasar por diferentes situaciones, ya que cada persona es un mundo.  Hay mujeres que se queda rápidamente embarazadas o como decía un famoso ginecólogo “te quedas con las bragas puestas” y otras que tardan tanto en quedarse encintas, que su situación llega a desesperar. Desde mi propia experiencia, os recomiendo paciencia y nunca perder la ilusión, ya que la madre naturaleza es sabia y a veces la cigüeña llega cuando menos te los esperas. Como todas sabéis soy mama de familia numerosa, y ya tenía 3 hijos mayores cuando volví a tener nuevamente pareja. Tras un tiempo, decidimos tener un hijo en común, y no llegaba… Entre que tenía 39 años, que el último parto había sido hace 15 años, la cosa se hizo esperar. Me hice con un pack de test de ovulación y test de embarazo y fui controlando el índice de mayor ovulación durante meses y nada

Menestra de guisantes

Menestra de guisantes Ingredientes 1 kg de guisantes  50 gr de pan duro 150 gr de almendras 2 ajos 2 tomates 1 cebolla Azafrán 2 huevos ½ lechuga  Avecrem Preparación Cocemos los huevos duros durante 10 minutos, enfriamos en agua, pelamos y reservamos. Cortamos la lechuga en trocitos pequeños. En una olla cocemos los guisantes y la lechuga en agua hirviendo con una pastilla de avecrem y dejamos cocer hasta que estén tiernos. Cortamos el pan en rebanadas. Pelamos los ajos. En una sartén con un poco de aceite de oliva freímos las almendras y ajos. Una vez frito lo echamos en un vaso de batidora. En el mismo aceite freímos el pan y añadimos al vaso de la batidora. Cortamos los tomates y la cebolla en trocitos pequeños y sofreímos en la sartén con un poco de aceite, una vez sofrito añadimos al vaso de la batidora. En el vaso de la batidora añadimos un poco de agua y añadimos sal y picamos todo, hasta obtener una salsa homogénea.  E