Bendita ilusión


He vivido de una ilusión, una ilusión que me hacia vivir, que  sentía que en mi cambiaba el rumbo de mi vida.
Esa ilusión es como cuando te compras un juguete nuevo y quieres probarlo, sentir que es tuyo, pero te das cuenta que solo te ha dejado un mal sabor de boca, que no sabe a dulce miel.
He vivido una ilusión en donde todo era color de rosa, en donde mirar por la ventana era ver un prado verde, el oír de un riachuelo y sentir el calor del fuego.
Con esa ilusión palpitaba mi corazón, corría a mil por hora y sentía que se me escapaba al dejar la puerta abierta.
Esa ilusión hacia que todo brillara a mi alrededor, que solo éramos tu y yo.
¿Pero que paso?
¿Donde quedó?
Bendita ilusión vuelve a mi corazón.

                                                         Autora
                                        soledad rodriguez lopez

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Tausin

Pantys y medias Irene

Galletas de la abuela