Tu Cenicienta

Como en un cuento de cenicienta, me fui corriendo y deje a mi príncipe solo.
Ese es el verdadero cuento, pero para mi es al contrario, mi príncipe  me ha dejado sola.
No ha bailado conmigo en el baile de los sentimientos, ni ha estado pendiente, ni de mi sonrisa ni de mis abrazos.
Mi príncipe bailaba solo, no necesitaba mi compañía, ni el amor de su cenicienta.
Quizás solo dejarse ver con ella, pero aun así se le hacia pequeño su mundo, necesitaba respirar y su soledad.
Oye príncipe yo quiero tenerte en mis brazos, verte cada día, sentir tus besos y acaricias, hablarte reír y amarte hasta quedar rendida.
No quiero que me traigas solo el zapato, lo pruebes y te vayas, porque de que me vale tener algo que no tengo, que no puedo hacer uso. 
Mi príncipe vuélvete a tu cuento y haz realidad el sueño de tu cenicienta.

                                                                         Autora
                                                     Soledad Rodriguez Lopez

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Del pot petit

Pasta Rigatoni con calabaza

Ensalada de pimientos asados